Programa Doman para niños con Sindrome de Down

sábado, 18 de octubre de 2008

CONTENIDO

1. Trisomía 21

2. Posibilidad de Tratamiento
  • Método Bobath
  • Programa Doman

3. IAHP (Institutos para el Desarrollo del Potencial Humano)

4. Cómo contactarolo - Costos

5. Controversia

6. Programas ofrecidos
  • Para niños sanos
  • Para niños con lesión

7. Perfil de Desarrollo de los Institutos

8. Programa Fisiológico

9. Programa de Movilidad

10. Programa Intelectual

11. Porgrama de Comportamiento

12. Anotación final



El Síndrome de Down ó Trisomía 21, es la enfermedad cromosomática más común; se caracteriza por la presencia de tres ejemplares del cromosoma 21 en todo el genoma de la persona, a causa de un proceso en la división celular conocido como “no disyunción meiótica”, que se expresa tras la fecundación. Por tanto, los individuos con ésta afección, presentan unas características fenotípicas especiales y específicas, entre las que se nombra el signo más representativo: la hipotonía e hiperlaxitud, en cuanto al aspecto físico, pues en cuanto a lo neurológico, presentan distintos grados de lesión cerebral, que por tanto afecta sus procesos psico-sociales y de aprendizaje.

Como puede ser deducible, ésta anomalía cromosomática, requiere de un tratamiento preciso y adecuado a las dificultades que produce la lesión cerebral en cada niño; éste debe ser implementado entre los 0 y 6 años de edad, porque es en ésta época en la que el cerebro presenta la mayor plasticidad y por tanto se cuenta con la mayor posibilidad de mejoría y evolución a una condición normal (Doman, 1993), aunque es claro que la enfermedad nunca desaparecerá. Para éste tratamiento, entonces expongo el Programa de Tratamiento Intensivo Doman, el cual es un programa integral que busca el desarrollo y progreso del niño con lesión cerebral, en la mayor medida posible, abarcando no sólo el elemento motriz ó físico como lo hacen la mayoría de los tratamientos convencionales, entre los que se enuncia el Método Bobath, sino que igualmente engloba el aspecto intelectual, fisiológico y comportamental ó social.

El Programa Doman, que en específico mencionaré para niños con Síndrome de Down, pues se individualiza uno para cada tipo de lesión cerebral, teniendo en cuenta también su grado de daño, está respaldado por Los Institutos para el Desarrollo del Potencial Humano (IAHP), que son una organización sin ánimo de lucro, fundada por el Fisioterapeuta Glenn Doman. Ellos ofrecen tanto programas de tratamiento para niños con lesión como para niños sanos, con el fin de proveer una estimulación temprana a ambos grupos, pero con diferentes finalidades; para el primero, el objetivo será sacar al niño de su condición de incapacidad y desarrollar en él todas las potencialidades que sean posibles, acercándose a la normalidad ó incluso llegando a ella; en cuanto al segundo, se busca llevar a los niños a tener una excelencia en los ámbitos mencionados en líneas anteriores (intelectual, físico y social), partiendo de un aprendizaje precoz.

Aunque es de resaltar que en los Programas ofrecidos tanto a niños sanos como con lesión, existen diversos grados de intensidad, que dan lugar a diferentes programas y formas de proceder, lo más recomendable para un niño con Trisomía 21, es adecuar el tratamiento intensivo, considerando los 6 años de potencial progreso que ya fueron señalados, y teniendo en cuenta que a mayor intensidad y grado de frecuencia con la que se lleven a cabo cada una de las actividades de cada programa (fisiológico, de movilidad, intelectual y de comportamiento), mejores resultados se obtendrán y con mayor rapidez; lo que igualmente facilitará la evolución del niño (Doman, 1993). Como consecuencia de lo anterior, para decidir instaurar el Programa Doman que me propongo describir cómo tratamiento, se debe contar con la suficiente dedicación, pues implica una disposición de tiempo completo por parte de alguno de los dos padres, consagrándose unas 10 a 12 horas diarias al desarrollo del mismo, esto considerando todo lo que abarca.

Es en torno a esto último referido que se plantea la controversia del programa, que cómo es querido por muchos, también es rechazado por otros quienes piensan que aquel sacrificio de tiempo durante los primeros años, afecta en gran medida a la familia, la lleva a una condición constante de estrés y reduce de modo abismal su vida social, viéndolo todo como una complicación innecesaria frente a la condición ya establecida en el niño; sin embargo no hacen hincapié ó miran hacia el futuro, concibiendo que el tratamiento proveerá un mejor nivel de vida tanto a padres como a niños, quienes dependerán mucho menos de sus padres, teniendo una vida casi normal, hasta el punto de instaurarse en la educación regular por parte de algunos.

Es así como busco desplegar en el hipermedio, las ideas que de modo muy general he dejado planteadas en lo expuesto, de modo que daré explicación a lo propuesto por cada programa (fisiológico, intelectual y de comportamiento y movilidad), ahondaré sobre la filosofía de los Institutos y haré especificaciones determinantes y pertinentes para la comprensión adecuada y precisa de todo lo que implica el Programa Doman para niños con Síndrome de Down.



Imagenes tomadas de:

www.f-rebollo.net
http://www.iahp.org/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal